¿Por qué decidí viajar? Y todo lo que aprendí en mis tres meses en Tailandia

Total
79
Shares

Comenzaba la primavera del 2016, me encontraba muy cómodo viviendo en Córdoba, Argentina, en un departamento para mí solo con un trabajo que me gustaba y me estimulaba a crecer, una excelente relación con la empresa muchos amigos y una vida social activa y divertida pero con una sensación adentro que ya me había empezado a molestar, quería algo diferente, algo nuevo para mi vida… Y un día volviendo a casa luego de un día laboral complicado pensé: ¡quiero viajar! ✈

Desde ese momento se comenzaron a hacer presentes todos los miedos que se te puedan ocurrir, el primero con respecto al trabajo: dejar lo que había empezado 6 meses atrás y que venía creciendo muy bien (estábamos abriendo el mercado de Córdoba con una empresa de asistencia al viajero, aun trabajamos juntos sólo que ahora lo hago de manera online desde cualquier lugar del mundo)

Después, el pensar qué iban a decir mis viejos, otra vez más que empezaba algo me embalaba y “lo dejaba a mitad de camino” (hoy entiendo esto como un error conceptual ya que ¿Quién determina el inicio y el fin de cada etapa?) y pensar en “empezar de cero” (otro error conceptual, todas las experiencias que viví y las conclusiones a las que llegué durante años me posicionan mucho más alto que el cero), el ver el tema de viajar como una forma de escape y alguno que otro más.

Pero sabía que lo importante era hacerle caso a lo que sentía, a esa vocecita que venía desde lo más profundo, que me decía que para continuar con mi evolución era de suma importancia cambiar mi entorno de manera radical, rodearme de nuevos estímulos (idiomas, culturas, formas de ver la vida, entre otros) y exponerme a nuevas situaciones.

Al siguiente fin de semana fui a visitar a mi adorable madre y en un momento, le dije: Ma, ¡quiero viajar! Su repuesta me dejó atónito, me dijo: bueno Robert, si es lo que sentís que te va a hacer bien, ¡hacelo! ¿Te imaginás lo que sentí en ese momento? Si, fue así, hermoso, sentí alivio, paz, agradecimiento infinito y mucho amor por la comprensión, la inteligencia y la consciencia de mamá. 🧡

Mi sueño era vivir en Europa, había escuchado mucho del viejo continente y quería experimentarlo por mis propios medios. Como pensaba  partir en Febrero/Marzo y soy un enamorado del sol y del calor, me di cuenta que no era una buena idea… ¿Entonces? Solución mágica: me encontré viendo fotos de gente que estaba viajando por Tailandia, me enamoré de sus playas, estuve leyendo blogs que contaban de la filosofía, el estilo y el costo de vida que se llevaba en ese país y considerando estos aspectos decidí que ese sería el destino hasta Julio que volara a Europa.

El paraíso en la tierra.

A los días de tomar la decisión me escribió un amigo de toda la vida, Pablito, con el que hacía un tiempo no hablábamos, me contó de su actualidad y yo le conté que iba a viajar, en ese mismo instante me dijo: ¡Vamos! Quiero ir con vos! Y yo le dije: ¡Bueno, vamos! Pero la verdad, no le creí mucho.

Había puesto varias alertas para estar atento sobre el precio de los tickets aéreos, y a fin de Diciembre los compramos, en ese momento confirmé realmente que lo que decía Pablito era cierto, éramos 2 los que nos íbamos de viaje. 👬

En Marzo volamos a Dubai, mi bella hermana vivía allí con su pareja y nos acogieron con mucho amor, ese lugar es alucinante, todo lo que se puede comprar con dinero, está ahí.

Luego de 20 días volamos a Phuket, la isla más grande de Tailandia, recorrer en moto los caminos de esta isla es maravilloso, desde el minuto cero me enamoré de la frondosa vegetación, de sentir el aire en la cara y de la conexión con la naturaleza.

Estuvimos 2 meses viajando por las islitas del sur, muchas vivencias lindas y divertidas, yo me ocupaba de todo lo que tenía que ver con organizar el tema del transporte, la estadía, las actividades, leer sobre los lugares a los que llegábamos y Pablito acompañaba y comenzaba su hermoso proceso de evolución además de estar dirigiendo una empresa digital.

En el medio trabajé mi disciplina por etapas, leí libros, hice un curso de inteligencia emocional online, estudié inglés desde la compu. 🤓

Pero lo que te quiero transmitir más que del viaje en sí, es de lo que yo vivía por dentro y contarte sobre conexiones y sincronicidad. ✨

Llegamos a Koh Phangan, isla conocida por ser sede de una reconocida fiesta llamada Full Moon Party que se hace cada mes el día de luna llena, luego de un poco de fiesta y de turismo comenzaron a pasar cositas más interesantes, entre ellas, conocer personalmente a  Lu Chippano, en Febrero del 2017 había encontrado su blog y leído un artículo que me había resultado muy interesante, me encantó la manera en que ella se expresaba, comenté ese artículo, me respondió, luego otro, y ese fue el comienzo de nuestra relación, ella tenía un blog de viajes, por tanto a mi me interesaba conocer cómo lo hacía y cómo era su vida (acordate que yo ya tenía la idea de EmpoderArte dando vueltas hacía rato por mi cabeza), estaba viviendo en Tailandia y compartíamos más cosas en común.. ¿Casualidad? Me gusta llamarle sincronicidad.

La fui a visitar a su acogedora casita en medio de la selva, charlamos de varios temas relevantes, como la importancia de la Meditación, el Yoga, el proceso de despertar, y ese día  llegué a un conclusión: lo mejor para seguir con mi proceso era estar solo.

Luego de compartir 2 meses full time con Pablito sentí que era momento de que nos separáramos, ya que como te imaginarás, es muy diferente viajar solo que con alguien más, cuando estás solo estás más expuesto a conocer nuevas personas, sos 100% libre de hacer lo que quieras y como quieras, no tenés que darle explicaciones a nadie sobre nada. 🕊

A los dos días navegando por la web me encontré un artículo de Fran Fortuño, viajero, coach e  instructor de Yoga, en el que me llegó información que iba a ser determinante para mi futuro a corto plazo, hablaba de su experiencia en la parte norte de la isla y cuando lo leí, supe que era lo que quería hacer, te dejo el link por si te interesa leerlo luego: https://goo.gl/s9V4gc.

Comentario post Fran Fortuño
Comentario en el post de Fran Fortuño.

 

Pasaron un par de días más y le conté a Lu que había encontrado este artículo y que iba a ir a conocer uno de los lugares que mencionaba Fran en su post, Samma Karuna, una escuela de Yoga y Meditación. Ella me dijo que había conocido a Fran en Koh Phangan hacía un tiempo atrás y que habían generado una linda relación, que había escrito un post de invitada en su blog , “Por qué debes hacer ese viaje que te está dando vueltas en la cabeza”, https://goo.gl/GeSdWo. Si lo querés leer, abrilo en una pestaña nueva para dentro de un ratito, ahora quédate hasta el final llega la parte más importante. 😉

Yo a Fran lo había leído varias veces y me gustaba como transmitía, me encantó saber que ellos se conocían, me empecé a sentir cada vez más cerca de estas personas que yo veía por internet y tenía el estilo de vida al que yo apuntaba y por momentos veía tan lejano (ya que hasta ese entonces no tenía en mi entorno a personas que lo hicieran).

¿Prestaste atención como se empiezan a unir los puntos?
Tailandia, Yoga, Meditación, blogs de viajes, desarrollo personal, estilo de vida, valores, visión.

Al par de días conocí Samma Karuna, un espacio maravilloso, con mucho verde y la playa de patio, sentí que era mi próximo hogar, me comentaron sobre el funcionamiento del voluntariado, las clases que se dictaban y lo que podía esperar del lugar.

Hasta ese entonces yo había hecho Yoga una 10 veces de manera intermitente y hacía mucho que leía de la importancia de meditar, pero sólo lo había “intentado” alguna que otra vez y sentía que “no me salía”. Por tanto, era un agradable desafió para mi adentrarme en estas actividades.

Luego de ir a Koh Tao, famosa por sus arrecifes de coral tropicales, y por ser uno de los lugares más baratos del mundo para practicar buceo, hacer los cursos Open Water y Advance, y pasarla muy bien y posteriormente viajar para Koh Samui, la hermana mayor de estas 3 islas, a encontrarnos con mi querida hermana para compartir un par de bonitos días, regresamos a Koh Phangan, a seguir cada uno con su camino.

Yo a instalarme un mes en la escuela para llevar a cabo el voluntariado, que consistía en ayudar 24 horas semanales en distintas tareas, la principal: tomar lista en las distintas clases de Yoga, Meditación y otras actividades que probablemente nunca hayas escuchado, todas orientadas al autoconocimiento y la introspección, a cambio de eso la escuela te otorgaba acceso a todas las clases que quisieras, calendario completo de Lunes a Sábado desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche.  🧘‍♂️🧘‍♀️

Samma con Vicky, una personita especial que conocí en la isla.

En ese mes probé muchas de ellas, varias las repetí, conocí a personas especiales de todos lados del mundo (si mi nivel de Inglés hubiese sido mejor la experiencia hubiera sido más rica aun así que aprovecho para recordarte la importancia de estudiar), pasé mucho tiempo solo, observándome a mi mismo, sacando conclusiones, desaprendiendo y aprendiendo.

Adjunto un par de escritos que realicé durante la última semana para que entiendas mejor lo que vivía:

“Lo que he evolucionado en este tiempo es inmensurable, he vivido muchas cosas que nunca antes, trabajado mucho la introspección, conocido muchas personas, aprendido bastante Inglés, me he divertido muchísimo. (prestá atención al uso de la palabra mucho, era todo súper intenso)
Sé que este mes va aquedar para el recuerdo y tal vez en algún momento vuelva, cuando dicen que Koh Phangan es intenso, están en lo cierto, acá suceden todas las cosas que te puedas imaginar y mucho más.
La gente es especial, cada uno está buscando su camino, aprendiendo cosas nuevas todos los días, comprometido con su evolución, se comparte mucho, salen charlas profundas todo el tiempo.”

Otro fragmento:

“Anoche fuimos al Dome, un lugar maravilloso con sauna, musiquita agradable y un poco loca, proyecciones de luces en la montaña, y una energía divina. Disfrutar de la libertad de desnudarme y entrar al sauna con otra gente también desnuda, algunos que conocía, otros que no, un ambiente súper respetuoso, practicar mindfulness en la ducha, meditar en un estado de consciencia elevado y comprender y sentir la creación desde adentro hacia afuera, fue una gran experiencia.” (Si vas a la isla es un imperdible).

Y claro, todo este hermoso trabajo de auto conocimiento e introspección comenzaba a dar sus frutos..  a unos días de irme escribí esto y te lo comparto acá:

“¿Qué significa vivir en plenitud?
Creo que vivir en plenitud significa estar presente en cada momento, estar abierto a sorprenderse en cada instante, a considerar cada momento como mágico (que, de hecho, dicen los que saben, ahí está el secreto de la vida) pero no nos vayamos a lo “espiritual”.
Entonces ¿Es fácil estar presente en cada momento?
Les juro que no, generalmente creemos que todo lo que hacemos es de manera consciente, y siento decirles que no es así, pasamos la mayor parte del tiempo “dormidos”, nuestra mente toma decisiones de manera automática a través de los archivos almacenados que componen nuestro sistema de creencias, mientras que nosotros creemos estar tomando la decisión. Volviendo al punto de estar presente en cada momento, a nivel personal me sirvió mucho el hecho de aceptar esto, aunque da un poco de miedo, y suena rarísimo, es así!
Luego comencé a ser consciente de las veces en las que estaba actuando en automático, tengamos en cuenta que esto en equilibrio es positivo, por ejemplo: cuando aprendemos a manejar un auto, al principio ponemos toda la atención en los pasos a seguir, luego, con la repetición, el acto se vuelve prácticamente automático, ya que mientras vamos conduciendo, escuchamos música, prestamos atención al camino, hablamos con el acompañante, etc, pero el tema es que se ha vuelto un hábito constante y nos impide estar conectados con el momento en el que estamos viviendo, entonces, al volverme un observador y comenzar a ser consciente de lo que sucedía realmente con mi vida, comencé un proceso de introspección cada vez más profundo que me está permitiendo vivir cada vez más tiempo en plenitud.”

Siento la falta de claridad de esos escritos, pero te lo quise compartir en crudo para proporcionarte un contraste con la actualidad, y que puedas apreciar como he ido avanzando en entendimiento y mejorado la manera de transmitirlo. Estos conceptos y vivencias sobre las que escribí hace +1 año ahora los tengo incorporados más en profundidad y son cosas que experimento con más facilidad, sin dudas Tailandia fue un punto de inflexión muy importante en mi camino.

Como verás fue una maravillosa experiencia, de la cual estoy eternamente agradecido y en la que evolucioné muchísimo, sin lugar a dudas es un lugar al que voy a volver.

Y a vos, te aconsejo que si sentís ir, lo hagas, probablemente te va a dar mucho más de lo que hoy te podés imaginar. Y si sentís viajar a cualquier parte del mundo, te aconsejo que también lo hagas, creo que viajar conscientemente es la manera más agradable de crecer. 🌍

Salí de la zona de confort, animate a más..

Acordate lo que dijo John D. Rockefeller: “No tengas miedo de renunciar a lo bueno para ir a por lo grandioso”.

Yo ya te conté mi historia, ahora es hora de que escribas la tuya.. 📝

Y si sos de los que ya se animaron a dar el paso, compartila en los comentarios, que estoy ansioso de conocer tu experiencia. 🤝

 

Si te gustó lo que leíste y sentís que a alguien más le puede servir, compartilo. 😉

“Haz que el mundo sea mejor por haber vivido tú en él”.

 

Robert.

 

  1. Hola Robert nos conocimos en Tailandia , q alegría leer tu blog.
    Me trasnporto a esas hermosas vacaciones que tuve con mi esposo y mis amigos y mira te conocí y ahora estoy interesadisima en todo lo que escribes. Éxitos

    1. Hola María!
      Que lindo que hayas encontrado EmpoderArte y que te haya conectado con esas lindas vivencias! 🙂
      Y me alegra que te interese lo que comparto!
      Escribime por Facebook o Instagram así me recordás quién sos y cómo nos conocimos!
      Muchas gracias, lo mismo para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí novedades

Suscribite y recibí alertas sobre nuevos artículos. ¡Evolucionemos juntos!