14 minutos para abrir tu mente – Resumen de Los Cuatro Acuerdos.

Total
0
Shares
Mente = Paracaídas

Como ya sabés, me encantan las frases y el poder que tienen, por ese motivo comienzo con una que dice: “La mente es como un paracaídas, sólo funciona si se abre”. Hoy te invito a que lo hagas a través de la lectura de éste artículo.

Muchas veces cuando me piden la recomendación de un libro, más allá de la persona que sea y la situación en la que se encuentre el primero que se me viene a la mente es éste, Los Cuatro Acuerdos, de Miguel Ruiz. Lo considero uno de los pilares para mejorar notablemente la calidad de vida e intento tenerlo siempre presente en mi día a día. Por eso es que decidí inaugurar esta sección, 2 libros al mes, con este gran libro.

La información que se transmite en el mismo proviene de los Toltecas, una civilización milenaria que habitó México, fueron científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados, los conocimientos se han ido transmitiendo de generación en generación y hace unas décadas han llegado al público general.

Parte haciéndonos conscientes de como se ha ido creando la realidad en la que hoy vivimos. Cuando llegamos al mundo estamos completamente limpios, y son nuestros padres quienes comienzan a introducir información en nuestra mente. A través de la repetición  y de ver como actuaban las personas a nuestro al rededor es como hemos aprendido casi todo lo que hoy sabemos, a definir qué es lindo y qué feo, que está bien y que está mal. Cuando íbamos al colegio, nos sentábamos en una silla y escuchábamos lo que el maestro nos enseñaba, cuando íbamos a la iglesia, lo mismo.

De niños no se nos dió la posibilidad de elegir nuestras creencias, estuvimos de acuerdo con la información que los otros nos transmitían, tuvimos fe, creímos lo que nos decían sin juzgarlo y de esa manera se fueron creando nuestros sistemas de creencias, nombra a éste proceso como: “La domesticación de los seres humanos”. 🤦‍♂️

Domesticamos a los niños de la misma manera en que domesticamos a un perro, con un sistema de premios y castigos. Cuando no acatábamos las reglas, nos castigaban; cuando las cumplíamos, nos premiaban, nos sentíamos bien, y por ello, continuamos haciendo lo que los demás querían que hiciéramos. Debido a ese miedo a ser castigados y a no recibir la recompensa, empezamos a fingir que éramos lo que no éramos, con el único fin de complacer a los demás. Fingimos ser lo que no éramos porque nos daba miedo que nos rechazaran. Al final, acabamos siendo alguien que no éramos. Nos convertimos en una copia de las creencias de mamá, las creencias de papá, las creencias de la sociedad y de la religión.

No te parece una locura todo esto? Aún así, percibís la verdad detrás de estas palabras? 🤔

Ahora, siendo conscientes de esta información tenemos la posibilidad de elegir qué creencias queremos aceptar para nuestra vida, si te comprometés y permitís que estos cuatro acuerdos comiencen a formar parte de vos, te aseguro que te empoderarán y tu vida dará un giro súper positivo, eso me ocurrió a mi.

1. Sé Impecable con Tus Palabras. ✅

Según nos cuenta la sabiduría Tolteca es el más importante y el más difícil de cumplir.

Con las palabras creas tu mundo, piensas en palabras, te comunicas con los demás con palabras, lees y escribes palabras, son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, lo voy a decir una vez más: son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano. Ojo! son como una espada de doble filo, te pueden llevar tanto al paraíso como al infierno.

La palabra “impecabilidad” significa sin pecado. Las religiones hablan del pecado y de los pecadores, pero entendamos qué significa realmente pecar. Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es un pecado. Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzagarte ni culparte. El mayor pecado que cometes es rechazarte a ti mismo, no aceptarte, no permitirte SER.

Si te llamo estúpido, puede parecer que uso esa palabra contra ti, pero en realidad la estoy usando contra mí, todo lo que damos vuelve, y multiplicado.

Ser impecable con tus palabras significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo.

Los chismes son puro veneno. Aprendimos a contar chismes por acuerdo. De niños, escuchábamos a los adultos que nos rodeaban chismorrear sin parar y expresar abiertamente su opinión sobre otras personas. Incluso opinaban sobre gente a la que no conocían. Contar chismes se ha convertido en la principal forma de comunicación en la sociedad humana. Es la manera que utilizamos para sentirnos cerca de otras personas, porque ver que alguien se siente tan mal como nosotros, nos hace sentir mejor.

Un poco triste, no? 😥

Aún más importantes son las palabras con nosotros mismos, nos hablamos constantemente (diálogo interno) , y la mayor parte del tiempo decimos cosas como: “Estoy gordo. soy feo, no puedo hacer eso, soy tonto, nunca seré lo suficientemente bueno”.

La impecabilidad de tus palabras te llevará a la libertad personal, al éxito y a la abundancia; hará que el miedo desaparezca y lo transformará en amor y alegría.

 

2. No te tomes Nada Personalmente. ✅

Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestro propio sueño; los demás están en un mundo completamente distinto. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo e intentamos imponérselo por encima del suyo.

Creas una película entera en tu mente, y en ella tú eres el director, el productor y el protagonista. Todos los demás tenemos papeles secundarios. La manera en que ves esa película se basa en los acuerdos que has establecido con la vida. No es la verdad de nadie más que de ti. Por consiguiente, si te enfadas conmigo, sé que eso está relacionado contigo. Yo soy la excusa para que tú te enfades. Y te enfadas porque tienes miedo, y te enfrentas a él. Si no tuvieras miedo, no te enfadarías conmigo, no estarías triste ni celoso en modo alguno.”

Sea lo que sea lo que la gente haga, piense o diga, no te lo tomes personalmente. Si te dice que eres maravilloso, no lo dice por ti. Tú sabes que eres maravilloso. No es necesario que otras personas te lo digan para creerlo.

Cuando no tomarte nada personalmente se convierta en un hábito firme y sólido, te evitarás muchos disgustos en la vida. Tu rabia, tus celos y tu envidia desaparecerán. Una gran cantidad de libertad surge cuando no nos tomamos nada personalmente. El mundo entero puede contar chismes sobre ti, pero si no te los tomas personalmente, serás inmune a ellos.

Si mantienes este acuerdo, viajarás por todo el mundo con el corazón abierto por completo y nadie te herirá. Dirás: “Te amo”, sin miedo a que te rechacen o te ridiculicen. Pedirás lo que necesites. Dirás sí o dirás no lo que tú decidas sin culparte ni juzgarte. Siempre puedes seguir a tu corazón. Si lo haces experimentarás felicidad y paz interior.

 

3. No hagas Suposiciones. ✅

Tendemos a hacer suposiciones sobre todo. Y creemos que lo que suponemos es cierto. Hacemos una suposición, comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y acabamos haciendo un gran drama de nada. Como tenemos miedo de pedir una aclaración, hacemos suposiciones y creemos que son ciertas; después, las defendemos e intentamos que sea otro el que no tenga razón.

A menudo, suponemos que nuestra pareja sabe lo que pensamos y que no es necesario que le digamos lo que queremos. Suponemos que hará lo que queremos porque nos conoce muy bien. Si no hace lo que creemos que debería hacer, nos sentimos realmente heridos y decimos: “Deberías haberlo sabido”.

Necesitamos justifícarlo, explicarlo y comprenderlo todo para sentirnos seguros,  No importa si la respuesta es correcta o no, pero bastará para que nos sintamos seguro, ésta es la razón por la cual hacemos suposiciones.

Suponemos que todo el mundo ve la vida del mismo modo que nosotros que piensan, sienten y juzgan como nosotros lo hacemos, nada más lejano de la realidad.

La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras. Siempre tienes el derecho a preguntar y los demás a contestarte “si” o “no”, del mismo modo, todos tienen derecho a preguntarte y tú a contestar “si” o “no”.

El día que dejes de hacer suposiciones, te comunicarás con habilidad y claridad, libre de veneno emocional. Cuando ya no hagas suposiciones, tus palabras se volverán impecables.

Tomar conciencia de este hábito que permaneció en tu inconsciente durante muchos años y comprender la importancia de este acuerdo es el primer paso. La información es sólo una semilla en la mente. Lo que realmente hará que las cosas cambien es la acción. Actuar una y otra vez fortalece tu voluntad, nutre la semilla y establece una base sólida para que el nuevo hábito se desarrolle. Tras muchas repeticiones, estos nuevos acuerdos se convertirán en parte de ti mismo y verás cómo tu vida cambia radicalmente.

 

4. Haz Siempre lo Máximo que Puedas. ✅

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro dependiendo de la circunstancia en la que te encuentres y cómo te sientas tú en ese momento.

Si te esfuerzas demasiado, gastarás más energía de la necesaria, agotarás tu cuerpo y estarás yendo contra ti, y por consiguiente te resultará más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes, te sometes a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad. Serás productivo y bueno contigo mismo porque te entregarás a tu familia, a tu comunidad, a todo. Es la acción lo que te hará sentir inmensamente feliz. Hacer lo máximo que puedas significa actuar porque amas hacerlo, no porque esperas una recompensa. Las recompensas llegarán, pero té no estarás apegado a ellas, es posible que incluso llegues a conseguir más de lo que hubieses imaginado.

La mayor parte de las personas trabajan muy duramente durante toda la semana, soportan el trabajo, soportan la acción, no porque les guste, sino porque sienten que es lo que deben hacer. Tienen que trabajar porque han de pagar el alquiler y mantener a su familia. Son hombres frustrados, y cuando reciben su paga, no se sienten felices. Tienen dos días para descansar, para hacer lo que les apetezca, ¿y qué es lo que hacen? Intentan escaparse. Se emborrachan porque no se gustan a sí mismos. No les gusta su vida. Cuando no nos gusta cómo somos, nos herimos de muy diversas maneras.

En cambio cuando haces lo máximo que puedes, siempre te sientes muy feliz, por eso lo haces. Cuando haces lo máximo que puedes por el mero placer de hacerlo, emprendes la acción porque disfrutas de ella.

La acción consiste en vivir con plenitud. La inacción es nuestra forma de negar la vida, y consiste en sentarse delante del televisor cada día durante años porque te da miedo estar vivo y arriesgarte a expresar lo que eres. Expresar lo que eres es emprender la acción. Puede que tengas grandes ideas en la cabeza, pero si no las llevas a cabo no producirá ningún resultado ni recompensas, lo que importa es la acción. 

Sé impecable con tus palabras.

No te tomes nada personalmente.

No hagas suposiciones.

Haz siempre lo máximo que puedas.

 

El Camino Tolteca hacia la libertad – Romper viejos acuerdos. 

Todos hablan de libertad. Distintas personas, diferentes razas y distintos países luchan por la libertad en todo el mundo. Pero ¿qué es la libertad? La verdadera libertad está relacionada con el espíritu humano: es la libertad de ser quienes realmente somos.

¿Quién nos impide ser libres? Culpamos al Gobierno, al clima, a nuestros padres, a la religión, a Dios… ¿Quién nos impide, realmente, ser libres? Nosotros mismos.

Si vemos a un niño de dos o tres años descubrimos un ser humano libre. Porque hace lo que quiere hacer. La mayor parte del tiempo sonríen y se divierten. Exploran el mundo. No les da miedo jugar. Sienten miedo cuando se hacen daño, cuando tienen hambre y cuando algunas de sus necesidades no se ven satisfechas; pero no les preocupa el pasado, no les importa el futuro y sólo viven en el momento presente. Los niños muy pequeños no tienen miedo de expresar lo que sienten, si perciben amor, se funden en él.

Pero ¿qué le ha pasado al ser humano adulto? ya no somos libres porque no nos permiten ser quienes realmente somos. Una vez nuestra mente ha sido programada con toda esa basura (proceso de domesticación), dejamos de ser felices. No culpes a tus padres por enseñarte a ser como ellos. ¿Qué otra cosa podían enseñarte sino lo que sabían? Lo hicieron lo mejor que supieron, y si te maltrataron, fue debido a su propia domesticación, a sus propios miedos y a sus propias creencias.

Tu verdadero yo es todavía un niño pequeño que nunca creció. En ocasiones, cuando te diviertes o juegas, cuando te sientes feliz, cuando pintas, escribes poesía o tocas el piano, o cuando te expresas de cualquier otro modo, ese niño pequeño reaparece. Estos son los momentos más felices de tu vida: cuando surge tu yo verdadero.

Lo peor de todo es que la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de que no es libre. Algo en su interior se lo susurra, pero no lo comprende, y no sabe por qué no es libre. Y como siempre, el primer paso hacia la libertad consiste en ser conscientes de que no lo somos.

El modo en que vives ahora es el resultado de muchos años de domesticación. No puedes pretender que ésta desaparezca en un solo día. Es necesario que pongas en juego la repetición. Al llevar a la práctica los nuevos acuerdos en tu vida, cada vez podrás hacer más y mejor. La repetición hace al maestro.

La disciplina del guerrero: Controlar tu propio comportamiento.

La manera en que ves el mundo depende de las emociones que sientes. Cuando estás enfadado, todo lo que te rodea está mal. Le echas la culpa a todo, incluso al tiempo; llueva o haga sol, nada te complacerá. Cuando estás triste ves los árboles y te sientes triste, ves la lluvia y te parece triste.

Tenemos que ser conscientes de que vivimos con una enfermedad mental, estamos heridos emocionalmente y la única manera de sanarnos es a través del perdón. Es necesario que perdonemos a nuestros padres, a nuestros hermanos, a nuestros amigos y a Dios (al univierso a la vida misma o ponle el nombre que quieras), una vez que lo haces, te estás perdonando a ti mismo. Empezarás a aceptarte, y el amor que sentirás por ti será tan fuerte, que al final acabarás aceptándote por completo tal como eres. Así empezamos a ser libres los seres humanos. Sabrás que has perdonado a alguien cuando lo veas y ya no sientas ninguna reacción emocional. Oirás el nombre de esa persona y no tendrás ninguna reacción emocional.

Es el ser humano quien debe controlar sus emociones y no al revés. Cuando perdemos el control, decimos cosas que no queremos decir y hacemos cosas que no queremos hacer.

Un nuevo sueño – El cielo en la tierra. ❤

Quiero que olvides todo lo que has aprendido en tu vida. Este es el principio de un nuevo entendimiento, de un nuevo sueño. El sueño que vives lo has creado tú. Es tu percepción de la realidad que puedes cambiar en cualquier momento.

Quiero que utilices tu imaginación y la percepción de tus nuevos ojos para verte a ti mismo viviendo un nuevo sueño, una vida en la que no sea necesario que justifiques tu existencia y en la que seas libre para ser quien realmente eres.

Imagínate que no tienes miedo de expresar tus sueños. Sabes qué quieres, cuándo lo quieres y qué no quieres. Tienes libertad para cambiar tu vida y hacer que sea como tú quieras. No temes pedir lo que necesitas, decir que sí o que no a lo que sea o a quien sea.

Imagínate que vives:

  • Sin miedo a ser juzgado por los demás. Ya no te dejas llevar por lo que otras personas puedan pensar de ti.
  • Sin juzgar a los demás, que los perdonas con facilidad y te desprendes de todos los juicios que sueles hacer. No sientes la necesidad de tener razón.
  • Sin miedo a arriesgarte y a explorar la vida. No temes perder nada. No tienes miedo de estar vivo y tampoco de morir.
  • Que te amas a ti mismo tal como eres. Que amas tu cuerpo y tus emociones tal como son. Sabes que eres perfecto.

La razón por la que te pido que imagines todas estas cosas es porque ¡son todas totalmente posibles! Puedes vivir en un estado de gracia, de dicha, en el sueño del cielo.

Sólo el amor tiene la capacidad de proporcionarte este estado de dicha. Es como estar enamorado. Flotas entre las nubes. Percibes amor vayas donde vayas. Una vez sientas lo que significa, lo adorarás. Sabrás que el cielo en la tierra existe de verdad. Una vez sepas que es posible permanecer en él, hacer el esfuerzo para conseguirlo sólo dependerá de ti.

El mundo es precioso, es maravilloso. La vida resulta muy fácil cuando haces del amor tu forma de vida. Es posible amar todo el tiempo si uno elige hacerlo. 🌟

Durante miles de años hemos buscado la felicidad, que es el paraíso perdido. Los seres humanos nos hemos esforzado mucho por alcanzarla, y esto forma parte de la evolución. Este es el futuro de la humanidad.

Esta forma de vida es posible y está en tus manos. Moisés la llamó la Tierra Prometida, Buda la llamó el Nirvana, Jesús la llamó el Cielo y los toltecas la llaman el Nuevo Sueño.

No te inquietes por el futuro; mantén tu atención en el día de hoy y permanece en el momento presente. Vive el día a día. Haz siempre lo máximo que puedas por mantener estos acuerdos, y pronto te resultará sencillo. Hoy es el principio de un nuevo sueño.

 

Si llegaste hasta acá te felicito porque es una muestra de que realmente estás comprometido con tu evolución, espero haya sido de tu agrado y, claramente, te aconsejo que te leas el libro. 📖

Acá te dejo un tip que seguro te va a servir: escribí en un papel de un tamaño considerable los Cuatro Acuerdos y ponelo en un lugar en el que lo veas con frecuencia, mientras más presente los tengas más vas a ir internalizando la información y percibiendo el cambio en tu vida.

 

Si te gustó lo que leíste y sentís que a alguien más le puede servir, compartilo. 😉

“Haz que el mundo sea mejor por haber vivido tú en él”.

 

Robert.

 

 

 

 

Responder a Flash Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí novedades

Suscribite y recibí alertas sobre nuevos artículos. ¡Evolucionemos juntos!